Skip to main content
search
0

Me enamoré de Marruecos viviéndolo, de su gente de azul, de las arenas que danzan en las dunas, de la hammada, de sus palmerales, de aquel pozo y sus niños.

Me enamoré de las casa sin terminar por si algún día hay opción de crecer, de sus mezquitas y su paz, del mercadillo al lado de la carretera donde nos sentamos a comer las brochetas hechas con más mimo del mundo… en un lugar imposible.

Y estás aquí al lado, y la televisión se ocupa de que estés tan lejos, que sea tierra de emigrantes, de los que saltan la valla, o de traficantes de hachís.

Y para mí estás tan cerca… cuántas veces hemos terminado en casa de alguien que hace unas horas no me conocía, o en la Jhaima de algún pastor, gente sin posesiones materiales de ningún tipo, pero con el sentimiento de la hospitalidad a flor de piel, gente que vive cada momento como el último. Alta intensidad para mis venas…, y nos reímos de verdad, y nos entendemos sin entendernos, y seguís con esa autenticidad que os hace únicos.

Hassan vente a Madrid, a casa, y te enseñamos aquello. … Silencio de metal triste y sonoro… Kik, y dónde voy a poder dejar a mi camello…

Marruecos es uno de los países más espectaculares del mundo y está a 14 km del nuestro… ¿aún no lo conoces? 

Marruecos es un país muy fácil

Carreteras bien señalizadas, con cualquier mapa te puedes organizar un viaje apasionante. Las ciudades son una maravilla, pero el primer escollo es saltar sobre nuestros prejuicios: ropa rara, piel oscura, calles poco arregladas, es un aviso para nuestro cerebro preformateado, hay que ponerse en guardia. ¿Y si pruebas a sonreír? La gente te devuelve la sonrisa, te saludan con cara de ingenuidad, y desaparece la duda, que no era razonable. Y ahora con el cuerpo relajado piérdete por la medina, qué más da que llegues más tarde al Riad maravilloso que has elegido para descansar.

La otra alternativa es que me llames, y que os ayudemos con un guía local maravilloso, experto en su País y de habla castellana, que te lleve a todas partes y os vayáis muriendo de risa en cada puesto con sus ocurrencias ¡ja ja ja! son gente muy divertida.

El Sur, el mundo bereber

Las puertas del desierto nacen al otro lado del Atlas, la cadena montañosa que osó detener el avance del desierto del Sahara. Mi gratitud para el coloso.

Gracias a esta cadena de picos de más de 4.000 metros de altura (Toubkal 4.167m) en el Norte de Marruecos, en el Rift hay montañas verdes con vacas como en Asturias, quién nos lo iba a decir, y , como te digo, al otro lado se quedan las arenas del inmenso Sahara.

Me encanta cuando la gente que aún no ha estado por allí dice, por favor ¿dónde está Ouarzazate? y lo lee, como es lógico, tal cual suena, y los locales miran con ternura y responden ¿uarsasat?, nunca te pondrán difícil la comunicación estas gentes, di lo que quieras que harán por entenderte haz la prueba! ¡No son londinenses! ja ja ja

Y desde aquí, desde Ouarzazate, es desde donde empieza ese mundo apasionante, sorprendente, maravilloso, me quedo sin adjetivos, hipérbole, egregio, fascinante… el no desierto del Sahara Marroquí, que tiene lugares tan brutales como los cañones del Dra y el Dades, con paredones de arcilla de más de 200 metros, o la ruta entre oasis que nos lleva a Zagora, o el arenal más bonito del Norte del Sahara, las dunas de Merzouga (Mersuga), o el plató salado de Iriqui…, que en primavera con las lluvias se convierte en el Lago Iriqui y se cuaja de Flamencos Rosas…

¿Y si paras el coche en medio de la nada y descubres más allá?

Lugares que, aunque hoy ya son turísticos y ya llega, desde hace unos años, asfalto a todos lados, sigue teniendo toda la verdad que expresa su Paisaje desértico que te cala los huesos.

Y aunque haya hoteles boutique maravillosos en forma de Kashbahs (poblaciones amuralladas), también hay Jhaimas de pelo de camello con pastores semi nómadas que llevan a sus cabras dónde se precise para que tengan algo que llevarse a la boca.

¿Y si te paras y te acercas a una Jhaima?, ¿y si paras el coche y haces por acercarte a una de estas familias?, pues lo que pasa es que te recibirán bien, te saldrán al paso a ver que necesitas, quien eres, y si quieres un Shai (té) con hierbabuena. Si eres chica, las mujeres enseguida te harán partícipe de su mundo… ¿y si pruebas?
Amigo, si quieres conocer a una gente buena de verdad, que vive de otra forma, con otra cultura, con otra religión, y tienes ganas de entender más, vente al Sur, Habibi, serás bien recibido. Bismillah (Bismilá), Alhamdulillah (Alhamdulilá).

Buen viento Navegante, sé prudente con el Simún.

¿Quieres disfrutar de un viaje a Marruecos auténtico y original?